5.11.2015

¿Qué cochecito compramos?

La elección del cochecito para el bebé suele estar influenciada por muchos factores como el peso, la versatilidad, la estética, estilo de vida, sin olvidar el precio.

Antes de decantarnos por Bugaboo Bee 3 , tuvimos en cuenta muchos factores, pero sobre todo el peso. Vivimos en un cuarto sin ascensor y tenía que ser lo suficientemente ligero para poder subir y bajar con el peque yo sola (8,7 kg).

Otro tema importante era que se plegara de una sola pieza, de forma rápida y sencilla. Bugaboo Bee 3 es un cochecito compacto, se plega en una sola pieza, es fácil de cargar y cabe perfectamente en el maletero de mi coche (Polo).

Además, queríamos un cochecito para todas las etapas del bebé y Bugaboo Bee 3 es perfecto, tanto la silla como el respaldo son extensibles, así no se le quedará pequeño en cuatro días como pasa con otros cochecitos.


Con el papi de paseo




Para todas las etapas:
  • Recién nacido: puedes escoger entre el saco nido y el capazo, aunque nosotros compramos unos adaptadores para aprovechar la Aton de Cybex de mi sobrino, que vale tanto para acoplar al cochecito como de sillita de coche. Para nosotros fue la mejor opción porque nuestro peque nació en enero y así evitábamos que tuviera cambios de temperatura o se despertara al pasarlo del cochecito al coche. Aunque he de reconocer que esta opción no es muy buena si el bebé ha de pasar mucho tiempo en el cochecito.
 Con el Tito Pedro 
  • Hasta los 6-8 meses: Bugaboo Bee 3 tiene la posición a contra marcha, para cuando el bebé ya puede de ir en la sillita, pero todavía necesita ver la cara de su mamá o papá. 
  • A partir de los 8 meses: para cuando él tenga ganas de explorar y de ver todo lo que sucede a su alrededor, solo has de poner la sillita en posición cara al mundo.

En cuanto a la elección del color, Bugaboo tiene tantas y tantas combinaciones posibles, que es difícil decidirse. El nuestro es un clásico, base negra y capota roja, aunque le hemos dado un toque personal con la colchoneta banana de Andy Warhol.



Además, se adapta perfectamente a nuestro estilo de vida urbano y nos va genial para practicar uno de nuestros hobbies, patinar.

En conclusión, estamos encantados con el Bee 3 y a nuestro peque le encanta siestear en su sillita. 


Aquí en la plaza de las Palmeras de Castelldefels mientras papá hace clase de patines.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada