9.04.2015

¿Tu bebé se queda atrapado en los barrotes de la cuna?

Desde que nació, Jordi ha dormido en su minicuna de bambú, a la que cosí un protector a medida para evitar que se hiciera daño con los barrotes. Pero a la que empezó a moverse, arrancó el protector del lado que da a nuestra cama para verme y por más que lo volvía a coser lo volvía a arrancar. Así que casi cada noche se despertaba porque se quedaba atrapado en los barrotes. Luego empezó a dominar el tema y él solito sacaba el brazo o la pierna sin ayuda.

Hace unas semanas lo empezamos a pasar a su habitación, donde tiene una cuna grande de IKEA y desde entonces ha sido un festival. Aquí tiene espacio para atravesarse y darse la vuelta, así que cuando se queda atrapado a veces se queda boca abajo con una pierna completamente metida hasta la ingle (y como no tiene la pierna gordita...).



Los días que estuvimos en Oporto durmió en la cuna de viaje del apartamento y de repente pasó de despertarse de madrugada a dormir toda la noche entera. ¡Milagro! ¿Y por qué en esta duerme del tirón? Pues porque no se queda atrapado por más que se mueva.

He conocido otros casos de bebés de familiares y amigos que han acabado durmiendo en una cuna de viaje hasta pasar a la cama, pero 'alguna solución habrá', pensé. Activé mi mecanismo DIY y se me ocurrió comprar una malla para forrar la cuna. Cuando de repente me dio por googlear y localicé una empresa que se dedica a desarrollar artículos para la seguridad infantil que justo vendían la malla ya cosida con sus ribetes y el velcro para engancharla a la cuna: Segurbaby.

Llevamos una semana de prueba y funciona, ya no se queda atrapado y estos días se ha despertado cada vez más tarde durante la noche, hasta que por fin duerme toda la noche del tirón. Así que de momento la inversión ha valido la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada