2.25.2014

Moussaka al estilo Sariqui


Hay recetas que vale la pena repetir por muy laboriosas que sean, como la moussaka. El viernes estuve casi tres horas en la cocina para preparar mi mejor moussaka y no me importaría repetir. Si el viernes estaba buenísima, las sobras del sábado ni os cuento.


¿Para cuándo la próxima? Pues no sé, porque merece una ocasión especial, pero espero que sea pronto porque ya la echo de menos.

Aquí os dejo la receta.
La original no lleva patata, pero personalmente creo que la patata le da cuerpo y un toque especial.

Moussaka 

Igredientes para 6 personas:
1/2 kg de ternera picada
1/2 kg de cordero picado
2 cebollas
4 ajos
1 bote grande de pulma de tomate
3 patatas grandes
3 berenjenas grandes
1 chorro de vino blanco
Aceite
Sal
Pimienta
1 cdta. Canela molida
1 cdta. Nuez moscada
6 Clavos
1/2 l de bechamel

En una cazuela añade un buen chorro de aceite y sofríe los ajos laminados. Luego añade la cebolla bien picadita y rehoga. A continuación, agrega la carne y salpimenta. Mientras se va dorando aliña con el resto de las especias.

Cuando la carne esté dorada, riega con un chorro de vino blanco y mantén a fuego medio unos 15 minutos para que se reduzca el alcohol.
Mientras tanto, fríe el tomate en una sartén con un chorrito de aceite y sal al gusto.
Pasados los 15 minutos, agrega el tomate a la cazuela de la carne. Remueve bien y deja a fuego medio otos 10 minutos.
Retira del fuego y reserva.

Para preparar las patatas y las berenjenas, recomiendo freirlas, ya que el plato estará mucho más sabroso. La he probado frita y al horno y sin duda me quedo con la versión frita, porque le aporta mucho sabor al plato. Solo has de poner un papel de cocina después de freírlas para que absorba el exceso de aceite y listo.

Cuando tengas las patatas y las berenjenas fritas a rodajas, ya puedes montar la fuente.

Primero una capa de patata, otra de berenjena y rellena con toda la carne (recuerda retirar los clavos). Acaba con otra capa de patata, otra de berenjena y cubre con la bechamel y queso rallado.

Gratina hasta que quede doradito y sirve.
Umm!!! Ya tengo ganas de comerla otra vez!!!

Bon profit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada