7.24.2015

Ricos errores: Galletas de aceite

La cocina es pura magia. Un día te pones a probar una receta nueva, la lías parda y de repente intentando hacer un apaño te das cuenta que acabas de inventarte unas galletas súper ricas.

La semana pasada buscando por la red encontré una receta de ‘pastissets’, un dulce típico de la zona del Delta del Ebro en Tarragona. Tenía cabello de ángel que me dio mi cuñado para hacer unas cocas para San Juan que nunca hice, así que la receta me iba perfecta.


Seguí la receta paso a paso y cuando se supone que la masa tenía que estar elástica, la mía se desmoronaba. Entonces me di cuenta que había puesto más azúcar de la cuenta, así que añadí más harina, un poco más de aceite… no sé yo, y si le añado un huevo batido… otro poco más de harina. ¿Y si lo meto en la nevera a ver si endurece?...

Dos horas después, hice una prueba de cocción. Le di forma de galleta, 12 minutitos a 180 C y listo.
Prueba superada, así que continué cociendo toda la masa.

Una vez frías, eran una mezcla entre perrunilla y mantecado, pero más ligeras de sabor. Las iba a llevar a una quedada con amigos, pero la caja fue en descenso y se quedaron en casa.


Así que habrá que volver a hacerlas para presentarlas en sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada