10.24.2016

IKEA HACK: DE ESPECIERO A LIBRERÍA INFANTIL

Llevo tantos años viviendo en un piso tan pequeño (47 m2) que he desarrollado una habilidad especial para aprovechar cualquier rincón, por pequeño que parezca, y desde que nació Jordi la cosa ha ido a más.

Al principio me costó un poco, pero pronto me acostumbré a vivir a lo pequeño y ahora lo veo más como una ventaja que como un inconveniente. Además, teniendo como aliado a Ikea, que ofrece soluciones para todos los públicos, es súper fácil ir adaptando el espacio a medida que Jordi va creciendo.



Hemos hecho algún que otro Ikea Hack, como la torre de aprendizaje a partir de dos taburetes, o una ampliación del mueble bajo de la tele para el almacenaje de los juguetes de Jordi, pero el que os traigo hoy es sencillito y rápido de hacer. Vamos a convertir un especiero en una librería infantil, que a su vez uniremos a una caja de juguetes que ya teníamos. 




Materiales: 
Especiero 
Pintura chalckpaint 
Pincel 
Tornillos (dependerá si va collado a la pared o a una caja de madera como en mi caso)
Taladro o atornilladora (dependiendo si va sobre pared o madera)

Montamos el especiero y lo pintamos. Con una sola capa es suficiente, porque el chalckpaint cubre muy bien las superficies. Dejamos secar y lo collamos a la caja en uno de sus laterales. Si la anchura del hueco donde va la caja te lo permite, puedes poner uno a cada lado, en nuestro caso solo podemos poner uno. Así que le iremos cambiando los libros de vez en cuando y los que no caben los guardamos en un cajón de su cómoda.

¿Os gusta el resultado? ¿Habéis hecho algún hackeo del especiero de Ikea?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada